Tratamiento con Laser CO2 fraccionado.

En la actualidad el tratamiento con Laser CO2 fraccionado se considera el procedimiento más efectivo y seguro para el tratamiento de las cicatrices de acné.

Hasta hace unos años los láseres ablativos o no fraccionados de CO2 y erbio se consideraban el tratamiento de elección de las cicatrices de acné. Estos láseres actúan en las distintas zonas del rostro vaporizando las moléculas de agua, lo que provoca quemaduras en el tejido circundante.

Su mecanismo de acción se basa en la capacidad de la piel de reparar el daño sufrido por una agresión. Cuando la agresión supera los mecanismos fisiológicos de reparación es cuando nos podemos encontrar ante efectos indeseables, como cicatrices, enrojecimiento persistente, alteraciones en la pigmentación e infecciones. Esto es más probable que ocurra con los procedimientos que afectan a la dermis reticular, como los peelings profundos, dermoabrasión mecánica y láseres resurfacing ablativos.

De hecho, el uso del láser de CO2 en España se ha reducido entre un 80% y un 90% en los últimos 15 años, precisamente por la agresividad del tratamiento y por los numerosos efectos secundarios que puede acarrear.

El cambio de tonalidad en las pieles es la principal causa de que en los países mediterráneos se haya sustituido esta técnica por láseres más seguros para eliminar las cicatrices de acné. Estas posibles complicaciones, unidas al riesgo y dolor del procedimiento en sí, crea la necesidad de un cuidado exhaustivo de las heridas y el tiempo de inactividad laboral que requieren estas técnicas han hecho que cada vez se tienda a utilizar procedimientos menos agresivos.

La tecnología fraccionada ha revolucionado el tratamiento de las cicatrices de acné con láser.

Antes teníamos que elegir entre un largo periodo de recuperación y riesgos de infecciones o cicatrices (láseres ablativos de CO2 ) o bien resultados casi imperceptibles (láseres no ablativos). Las cicatrices de acné son muy difíciles de eliminar totalmente, pero esta tecnología permite una mejoría notable, inmediata y progresiva, sin riesgos ni tiempo de recuperación.

Lo innovador de estos láseres es la posibilidad de tratar unos puntos microscópicos de la piel (microperforaciones en la piel) con mucha potencia, dejando zonas de piel sana entre un punto y otro. Esto permite al láser actuar más profundamente (dermis), estimulando así la producción de colágeno y permitiendo que la zona no tratada colabore con una rápida regeneración de la piel del paciente.

Acción del láser en las cicatrices de acné

En el número de diciembre de la prestigiosa revista científica americana JAMA Dermatology se publica un documento de consenso internacional en el que un panel de grandes expertos recomiendan los láseres fraccionados para el tratamiento de las cicatrices de acné.

Los pacientes buscan tratamientos que presenten una baja tasa de efectos adversos, que no requieran de largos periodos de convalecencia y que proporcionen buenos resultados. Los láseres fraccionados para eliminar las cicatrices de acné consiguen resultados propios de láseres ablativos, pero sin el riesgo de los efectos secundarios propios de estos últimos.

El paciente debe saber, en general, que los resultados en algunas ocasiones no son inmediatos, sino que se alcanzan a los 2 ó 3 meses y que pueden ser necesarias varias sesiones de tratamiento para eliminar las cicatrices de acné.

¿Cuál es el precio del tratamiento?

Precio

Ver video de aplicación de Láser CO2 fraccionado ultrafine Intermedic

video-icon11

Contacte con nosotros:

lorem

Paseo Independencia, 24-26, Planta 4ª Oficina 1.
50001-ZARAGOZA

Nadermia S.L.U. Centro Médico Autorizado por la D.G.A.